Instituto Catalán de Investigación del Agua Investigación e Innovación para el uso sostenible del agua

La agricultura urbana podría generar miles de puestos de trabajo y hasta la mitad de los productos frescos consumidos en las ciudades

Jueves, 02 Noviembre 2023

  • El estudio está aplicado en la ciudad de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), ya que la ciudad forma parte del proyecto Edible Cities Network
  • En esta ciudad, los huertos urbanos podrían llegar a generar hasta 3.500 puestos de trabajo y el 50% de los alimentos frescos consumidos.
  • Entre otros beneficios, la agricultura urbana también reduciría el riesgo de inundación, mejoraría la infiltración de suelos y la retención de agua.

Un estudio del Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA-CERCA) evalúa los beneficios de llenar las ciudades de huertos urbanos. La investigación, publicada en ScienceDirect de Elsevier, la han realizado los investigadores de ICRA-CERCA, Josep Pueyo-Ros, Quim Comas y Lluís Corominas , en colaboración con la Universidad de Liubliana.

El estudio está aplicado en la ciudad de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), ya que la ciudad forma parte del proyecto Edible Cities Network[Xarxa de ciutats comestibles] , donde también se enmarca la investigación realizada. Sin embargo, los autores aseguran que es extrapolable, al menos, al resto de ciudades medias de la geografía catalana y del norte del Mediterráneo.

El proyecto de investigación ha simulado 11 escenarios en diferentes espacios de la ciudad que se llenan progresivamente de huertos urbanos: jardines privados, parcelas sin construir y tejados llanos.

Asimismo, han ido variando el porcentaje de huertos comunitarios y comerciales en cada escenario.

En el panorama más optimista, para el caso de Sant Feliu de Llobregat, los huertos urbanos podrían llegar a generar hasta 3.500 empleos y el 50% de los alimentos frescos consumidos en la ciudad. Complementando de esta forma toda la producción que ya tiene lugar en el Parque Agrario de la misma ciudad.

Pero los beneficios no se detienen aquí. Los investigadores también han calculado que la agricultura urbana reduciría de manera significativa el riesgo de inundación, mejoraría la infiltración de suelos, la retención de agua e incentivaría la instalación de sistemas de captación de agua de lluvia estos mismos huertos.

Otros beneficios estimados serían la reducción de la isla de calor urbano, un mejor acceso a espacios verdes de calidad en el caso de los huertos comunitarios o la mejora de la calidad del aire gracias a la fijación de partículas contaminantes como el dióxido de nitrógeno.

Los investigadores concluyen que los beneficios de la agricultura urbana dependen mucho del tipo de huerto, así como de su localización en la trama urbana. Josep Pueyo-Ros , principal autor del estudio, considera que “para maximizar los potenciales beneficios de la agricultura urbana es necesario que las ciudades encuentren nuevas formas de planificación estratégica que permitan unir la visión integral de ciudad propia de la planificación urbana con la naturaleza fragmentada de los huertos urbanos”.

El estudio carece de implicaciones directas en las ciudades al tratarse de una simulación de escenarios ficticios. Sin embargo, los autores están convencidos de que puede ayudar a convencer a ayuntamientos y gobiernos regionales del papel que puede jugar la agricultura urbana en la transición ecológica tan necesaria en nuestras ciudades.

Consulta aquí el estudio publicado en ScienceDirect

Comparte